Archivo de 07/05/2012

Las Crónicas de Las 24 horas Nº3 – Las primeras 6 horas

Después de mas o menos una hora corriendo, Siscu me trajo el segundo reloj para probar. Todavía nadie sabía bien como funcionaba, pero parecía que habían conseguido hacerlo hacer algo. Mientras corría a mi lado, lo até en mi muñeco y empecé a controlarlo. Después de una a dos vueltas me di cuenta que este reloj no me iba a ayudar mucho mas que mi propio reloj que estaba roto. Perdía continuamente el satélite y se cerraba, y cuando tenía satélite, la velocidad saltaba igual que el mío.
El hecho de tener que seguir controlando todo tanto, de tener que ajustar el reloj, re ajustarlo y re controlar, empezaba a cansarme. Después de varias horas de esto había encontrado un hueco de unos 10 metros donde parecía que marcaba bien mi ritmo, pero ni eso era seguro, y tenía miedo que seguía demasiado rápido. Empezaba a estar harta de tanto preocupación con el reloj.

El paso que me había puesto tenía incluido 5 minutos cada hora parada para lavabo, cambios de ropa etc, pero durante las primeras 6 horas no paré ni una vez. Este hecho me preocupaba por dos motivos. Uno fue porque como no estaba parando significaba que el ritmo estaba demasiado rápido. El segundo preocupación fue porque no sabía porque no tenía que para ir al lavabo aunque estaba bebiendo suficiente agua. Algo no iba bien con el tema de hidratación. Me forcé en beber mas y mas agua para asegurar que no iba a tener problemas de hidratación.

Empezaba a sentirme muy cansada y mas preocupada aun con cada hora que pasaba. Sabía que al ver como iba, parecía que iba estupendamente bien, en realidad nada era seguro. Los cálculos me tenían batiendo mi record con muchos kilómetros, pero yo tenía la sensación que todo no estaba bien, y tenía mucho miedo de lo que iba a tener que afrontar durante las próximas horas, y cuando acercaba la noche.

El tiempo, que al comienzo del desafío había sido fenomenal, cambió rápidamente. Nubes negros y amenazantes acercaron, nos pasaron y después pararon cerca. Oímos los truenos y empezó un viento que iba aumentando en fuerza y cambiando dirección cada hora. Todavía esperaba que las predicciones meteorológicas iban a ser correctas – que iba a tener una noche clama y seca y que el día de sábado iba a ser soleado y bonito…

La soleada y la monotonía de la pista empezaba a ser muy duro también, y empezaba a luchar para mantener el optimismo. Los que me conocéis sabéis que para mi esto es muy raro – en general no tengo problema de enfocarme en lo positivo. Pero todo el optimismo del mundo, todo el pensamiento positivo y todo el buen planning no me iba a ayudar en este reto – iba a tener que afrontar muchos problemas durante las horas siguientes. Sabía esto ya cuando pase la distancia de maratón con 4 horas y pico y lo sabía mejor aun cuando el reloj mostraba las 6 horas. Estaba agotada y estaba pasando el primer bajón de las 24 horas – todavía me quedaban 18 horas…
A kilometrar!

Un semana de descanso no planificada…

Debido a una buena gripe esta semana he estado de baja – asĂ­ que las cronicas se re empiezarán la semana que viene!
A kilometrar!

Alex Living Excellence
Alex Living Excellence
Alex Living Excellence
Alex Living Excellence
Donde esta Alex
In Focus
Desafios
Patrocinadores
Redes sociales
Banner Banner
Contador de visitas